GoldenEar Triton, una oferta High-End

Una nueva entrega de las interesantes promociones que os ofrecemos en esta primavera , en esta ocasión se trata ni más ni menos que de unas auténticas referencias que actualmente podemos encontrar en el audio high-end: los altavoces GoldenEar Triton.

La serie Triton de la americana GoldenEar es su serie más emblemática , que ya desde su lanzamiento y a pesar de su relativa juventud, no ha dejado de recibir continuos reconocimientos , galardones y premios internacionales por la extraordinaria calidad de su sonido asociado a un sorprendente precio en comparación con los “tótem” del audio high-end. Porque efectivamente, GoldenEar está ya integrado entre los grandes del  hi-end, con la particularidad que reseñan muchos de los cronistas y evaluadores de sus altavoces, de que para igualar su sonido tenemos que irnos a altavoces que cuestan 10 veces más que los GoldenEar.

La serie Triton es su serie más emblemática formada en la actualidad por seis altavoces de suelo de los que los GoldenEar Triton Reference son su más reciente creación y actual buque insignia de la marca. Sencillamente extraordinario el sonido de los Reference, alcanzando una amplitud de escena sonora y tridimensionalidad fuera de lo común en esas gamas de altavoces.

Entre los altavoces incluidos también en esta promoción nos encontramos con los GoldenEar Triton 2+ y GoldenEar Triton 3+ , el signo + refleja que son una actualización de sus predecesores, pero una actualización que ha conseguido acercarlos en gran medida al sonido de los GoldenEar Triton One, máxima referencia hasta ahora y por méritos propios unos altavoces situados en un altísimo nivel del audio high-end.

Los GoldenEar Triton pueden integrarse perfectamente como los altavoces exclusivos de un sistema de audio estéreo, o bien como altavoces frontales en un sistema de cine en casa de buen nivel, acompañados por una gran variedad de posibles opciones dentro de la familia GoldenEar, como sus altavoces centrales Super-Center , los altavoces de estantería GoldenEar  AON 2 y 3, o los extraordinarios subwoofers GoldenEar Forcefield 3, 4 y 5, sin olvidarnos de ese prodigio de tecnología, diseño y sonido como es su subwoofer de última generación el GoldenEar Supersub XXL.

Completando este elenco de altavoces, nos encontramos también con soluciones GoldenEar para sistemas más simplificados o que por necesidades domésticas se requiera la inclusión de elementos que se integren todavía más en la estética de los salones fundamentalmente para la reproducción del sonido de un home cinema , como pueden ser las barras de sonido GoldenEar  SuperCinema XL y XXL , así como los estilizados altavoces SuperSat y los altavoces de techo Invisa.

Cualquiera de ellos se adaptarán a nuestro sistema de audio y cine en casa ofreciéndonos un sonido de primer nivel.

altavoces-goldenear-reference-en-audioycine

Promoción  GoldenEar Triton 25% de descuento

Los altavoces incluidos en esta oferta con el 25% de ahorro son:

  • GoldenEar Triton Reference
  • GoldenEar Triton 2+
  • GoldenEar Triton 3+
  • GoldenEar Triton 5

Promoción aplicable hasta fin de stock y no acumulable a otras ofertas.

Ya lo sabes. Si en esta primavera quieres tener unas auténticas referencia de audio high-end en altavoces a un precio excepcional, las ofertas con el 25% de ahorro en estos 4 modelos de GoldenEar serie Triton es tu solución.

Pero en Audioycine te facilitamos aún más tu compra, entra en el enlace GOLDENEAR  y puedes financiar la compra hasta en 18 meses sin intereses siguiendo los sencillos pasos que te van indicando en la web.

Un gran sistema de audio en estéreo o de cine en casa como el tuyo merece los mejores altavoces, si además tienes una SUPER-OFERTA HIGH-END con un 25% de ahorro, la solución está clara: altavoces high-end GoldenEar Triton.

Análisis del GoldenEar SuperSub XXL, más que un subwoofer

Fue hace tres años cuando tuvimos el primer contacto con los altavoces GoldenEar. Fue un auténtico impacto escuchar los GoldenEar Triton Three y seguidamente las GoldenEar Triton One, pues revelaron una calidad de sonido espectacular que dejaba asombrados a todos los aficionados que los escuchaban. Pero aún quedaban más asombrados cuando se enteraban del precio. Como en más de una review se ha reflejado, esa calidad de sonido en altavoces solo es posible encontrarlo en altavoces de varias veces el precio de los GoldenEar Triton. Lo anterior es extrapolable a todos los modelos de GoldenEar, incluidos los subwoofers y el Super-SubXXL, objeto de este artículo, no es una excepción.

Os dejamos un extracto de la review realizada por Caleb Denison a este formidable Super-SubXXL.

Diseño y construcción

El subwoofer. Es el equipo de audio que provoca con mayor intensidad que la música y las películas no sólo las escuchemos, sino que lleguemos a sentirlas.

De hecho, un subwoofer puede ser un instrumento brutal diseñado para mover grandes cantidades de aire y, en ese proceso, puede que hasta al oyente también. Pero un subwoofer también puede ser refinado. De hecho, para algunos, la capacidad de un subwoofer de actuar más como un altavoz de gama alta que como una caja de truenos es esencial para construir un sistema completo y competente, de cara a ofrecer una experiencia tan altamente musical como explosiva. El único problema es que un subwoofer tan articulado como ampuloso es de hecho muy difícil de encontrar. Bueno, lo era hasta la llegada del  SuperSub XXL de GoldenEar.

Quienes están familiarizados con GoldenEar Technology y su cofundador, Sandy Gross, saben que la compañía ha entrado en el mundo del audio de alta gama al ofrecer productos de alto rendimiento a unos precios que sacan los colores a equipos de alta gama: los altavoces de la serie Triton son un buen ejemplo de ello y están entre nuestros favoritos de todos los tiempos. También se sabe que GoldenEar ya tiene una línea de subwoofers llamada ForceField, que cumple con la propuesta de valor de la compañía en el apartado de graves-bajos. La serie SuperSub, sin embargo, es un poco diferente; en realidad, es muy diferente, porque nadie ha producido un subwoofer como este.

Gross nos dice que la serie SuperSub nació del deseo de ofrecer graves grandes y musculosos en un pequeño subwoofer activo, y aunque ciertamente no es un concepto nuevo, la forma en que Gross y su equipo de ingenieros resolvieron ese acertijo es original. La serie SuperSub emplea dos drivers activos opuestos, cada uno colocado a los lados de un gabinete sellado, con radiadores pasivos extremadamente rígidos equipados en la parte superior e inferior del subwoofer. Tal diseño coloca transductores de graves en cuatro lugares diferentes dentro de la habitación, lo que implica una especie de bendición acústica.

Además, el gabinete o la caja de la serie SuperSub es tan acústicamente inerte como cabría esperar. La razón por la cual muchos altavoces de alta gama son tan pesados es que se requiere una gran cantidad de masa pura combinada con abrazaderas internas para evitar que los gabinetes se doblen, causando distorsión. Este desafío es aún más difícil de superar con los subwoofers porque los drivers dentro de ellos tienen que mover grandes cantidades de aire. Sin embargo, con la serie SuperSub de GoldenEar, los gabinetes permanecen tan quietos que puedes colocar una moneda de cinco céntimos de euro en su borde y darle caña al grave hasta que la policía te cite por una infracción de ordenanza de ruido, pero esa pequeña moneda permanecerá quieta.

altavoces-del-subwoofer-goldenear-supersub-xxl

La escucha

Durante los últimos años, hemos probado algunos subwoofers bastante increíbles, como el SVS SB13-Ultra, el Martin Logan Dynamo 1000, o el Paradigm Prestige 1000SW. Todos esos subwoofers son excepcionales por derecho propio, pero ninguno de ellos ofrece la experiencia totalmente satisfactoria que el SuperSub XXL nos ha dado …

Nuestras salas de prueba dificultan la obtención de una respuesta suave y uniforme de los graves en nuestra posición de escucha. Por lo general, hay un punto muerto justo donde nos sentamos, un lugar donde las frecuencias bajas van a morir (eso no es lo que realmente está sucediendo, pero se entiende la idea). Para combatir este problema, recurrimos al uso de dos subwoofers colocados en diferentes áreas de la sala para igualar las cosas y vencer a esa zona de succión, pero el GoldenEar SuperSub XXL puede hacer el trabajo por sí mismo en solitario y hacerlo excepcionalmente bien.

Nos llevó unos 30 segundos descubrir que el SuperSub XXL es absolutamente digno de su nombre ampuloso. Toda la secuencia de apertura de  Star Trek Into Darkness proporciona un gran entrenamiento para cualquier subwoofer, gracias en gran parte a la presencia de un volcán violentamente activo que Spock está empeñado en dejar inerte. Pero en cierto punto de la secuencia, justo cuando Spock está a punto de desplegar su dispositivo mágico de fijación de volcanes, hay un barrido de baja frecuencia que se profundiza tanto (unos 23 Hz) que muchos subwoofers no pueden reproducirlo de una forma que pueda ser escuchado o sentido. El SuperSub XXL no solo golpea ese tono bajo-bajo, sino que lo golpea con gran entusiasmo, tanto que de hecho los que estaban en la habitación no pudieron evitar sonreír.

Más tarde, mientras escuchábamos el piano de  Anna Federova en el Concierto para piano nº2 de Rachmoninoff casi se nos saltaron las lágrimas. La cadencia de apertura tiene a Federova acercándose silenciosamente, pero construyendo rápidamente, con una nota de ostinato grave que proporciona una base cada vez más intensa para la estructura armónica de la pieza. Los pasajes se ponen muy fuertes y enérgicos antes de que se calmen, y en esos primeros momentos, un subwoofer con la tarea de llenar las octavas inferiores producidas por el piano rápidamente mostrará su valía, o la falta de ella. El SuperSub XXL fue tan musical y rapidísimo en su tratamiento de este exigente pasaje, que realmente nos sorprendió.

Conclusiones

No estamos seguros de si estamos más impresionados con la calidad del rendimiento del SuperSub XXL o con el hecho de que hace el trabajo de dos o tres subwoofers por sí solo. Es brutalmente poderoso, notablemente equilibrado, sorprendentemente ágil y muy versátil: en un momento te golpea en el intestino y al siguiente, alivia tu alma. Pero nada de eso significa nada si no puedes escucharlo en tu sala y en nuestra experiencia, el SuperSub XXL sobresalió en eso.

Un gran subwoofer para sentir grandes películas y grandes conciertos.

GoldenEar-supersub-xxl-subwoofer-audio-home-cinema

Este artículo ha sido adaptado y traducido por el equipo de Audioycine. Puede ver el texto completo en el Enlace

GoldenEar Triton Reference, en Audioycine

Del 16 al 18 de noviembre se vienen celebrando en las instalaciones de Audio Y Cine audiciones de demostración de los nuevos altavoces GoldenEar Triton Reference.

Como compañeros de función se han elegido ni más ni menos que dos de las electrónicas serie HV, tope de gama, del prestigioso fabricante alemán T+A. Se trata del media-player T+A MP3100 HV y del amplificador integrado T+A PA3100 HV.

Completan el sistema los cables de Kubala Sosna, el rack de audio Artesanía Audio Exoteryc y los elementos de acondicionamiento acústico de Stein Music.

Los Triton Reference son una evolución de todo lo que GoldenEar ha logrado con el desarrollo de los aclamados Triton One, pero llevado a un nuevo nivel impresionante de rendimiento sónico y diseño visual sofisticado. Todos los componentes de la Reference (los controladores de subgraves activo, controladores de graves superiores / medios y tweeter de cinta plegado de alta velocidad) son nuevos y se han desarrollado específicamente para su uso en la columna Triton Reference. El crossover totalmente balanceado está, por supuesto, especialmente diseñado para la Reference y el potente amplificador de subwoofer , así como la unidad de control DSP de 56 bits son una evolución de los utilizados en el altavoz GoldenEar Triton One y los GoldenEar SuperSubs.

Los nuevos controladores de 6˝ superior / graves / medios son unidades de cestas de fundición que incorporan una bobina móvil de baja masa y un cono de nuevo desarrollo con una unión de baja masa única al borde de goma de butilo, para obtener una mejor respuesta transitoria. Además, tienen una gran estructura de imán,  “Focused Field ™”, diseñada especialmente, que dirige mejor el flujo del imán a la brecha de la bobina móvil. Los controladores activos de baja frecuencia de 6˝x10˝ recientemente diseñados para los subwoofers incorporados a los Reference, tienen un 40% más de superficie que los controladores activos utilizados en los Triton One, junto con una bobina de mayor diámetro y una estructura de imán aún más masiva que también utiliza la tecnología GoldenEar de campo enfocado. El nuevo tweeter de cinta plegada de alta velocidad de los Reference incorpora un 50% más de material de imán de neodimio de tierras raras que los otros tweeters HVFR tradicionalmente usados por Goldenear, para una mejor respuesta transitoria y una mayor eficiencia. Los cuatro radiadores infrasónicos, planar e inercialmente equilibrados de 10,5˝x 9,5˝ montados lateralmente (dos en cada lado) son similares a los utilizados en el SuperSub X, pero se han actualizado para permitir una excursión y recorrido aún mayor.

GoldenEar Triton Reference con T+A serie HV

GoldenEar-Triton-Reference-con-TA-en-qlase-a-sevilla

Visualmente, la Triton Reference ofrece una actualización asombrosamente bella al estilo clásico de Triton, con un precioso gabinete monocasco de una pieza con acabado en laca negra brillante pulida a mano. Elegante, escultural y refinada, la Reference es simplemente una magnífica realización que entusiasmará a los oyentes con su presencia visual dinámica, así como su extraordinario rendimiento sónico.

Sónicamente, la Reference ha sido diseñada para desempeñar un funcionamiento comparable a los altavoces que se venden por 10 o más veces su precio,  sorprendentemente asequible dicho sea de paso para la extraordinaria calidad y prestaciones que ofrecen las Reference . Desaparecen por completo, con excelentes imágenes tridimensionales que se extienden de pared a pared y más allá, y la profundidad que hace que la pared situada tras ellos parezca desaparecer. El asombroso bajo es sólido como una roca con un rendimiento de baja frecuencia que es firme, rápido, altamente impactante y musical con una extensión plana que llega hasta unos formidables 20Hz e incluso menos. Otra característica exclusiva de GoldenEar es un extremo alto suave y sedoso que se extiende hasta 35 kHz con un brillo realista pero sin rastros de dureza, sibilancia o estridencia tan comunes con los tweeters de menor potencia.  Rara vez los destacan simultáneamente en el campo del audio estéreo y en el del cine en casa, pero aquí nos encontramos que con su neutralidad de clase mundial, las Triton Reference rotundamente destacan. Una ventaja especial es la sensibilidad extremadamente alta de las Reference 93,25 dB, que les da un rango dinámico tremendo y permite el uso con casi cualquier amplificador de alta calidad, incluyendo muchos amplificadores de válvulas.

En definitiva, unas extraordinarias jornadas de audiciones para disfrutar de unos de los mejores altavoces que podemos encontrar hoy día en el mercado: los GoldenEar Triton Reference.

Fuente: Audioycine y Goldenear

GoldenEar SuperCinema 3D Array XL.

¿Puede un sistema pasivo de sonido envolvente basado en la barra de altavoces satisfacer tanto a cinéfilos como a audiófilos? A continuación, la interesante review realizada por Mark Henninger.

Cuando me encontré por primera vez con el nuevo altavoz de GoldenEar, su campo de sonido expansivo me llamó la atención. En 60 segundos, estaba convencido de que sonaba tan bien como un sistema con altavoces discretos de tamaño completo. Ninguna otra barra de altavoz con alimentación o pasiva que he escuchado ofrece la fidelidad de la barra 3D Array XL. ¿Por qué sonaba tan bien? Según GoldenEar, es por algo que la compañía llama “optimización de imágenes en 3D”. La técnica utiliza ICC (Interaural Crosstalk Cancellation) para mejorar las imágenes estéreo, lo que permite que el campo de sonido percibido se extienda más allá de los límites físicos del hablante.

barra-de-sonido-goldenear-supercinema

Características

El SuperCinema 3D Array XL de 1,900€ reproduce tres canales, pero no tiene amplificación integrada, es una barra de altavoz pasiva. Cada canal usa un tweeter de transformador de movimiento de aire (AMT). Los tweeters AMT parecen un acordeón de metal en miniatura y funcionan expandiéndose y contrayéndose rápidamente en respuesta a una señal eléctrica. El canal central tiene cuatro controladores de graves y medios de 4 “, mientras que los canales izquierdo y derecho tienen dos de los mismos controladores.

Los controladores duales no están ahí solo para mostrarse; son el componente clave para implementar ICC. Así es como funciona: cuando un sonido emana del canal izquierdo o derecho, primero llega al oído correspondiente; el otro oído escucha el mismo sonido momentos más tarde y en un nivel inferior porque tu cabeza está en el camino. Cuando los altavoces están físicamente cerca uno del otro, cada oído escucha casi lo mismo, lo que se traduce en un estrecho escenario acústico. Con ICC, si usa un par de controladores para cada canal, con el espaciado correcto y algo de magia en el crossover, es posible cancelar al menos parte del sonido que llega a la oreja opuesta. Esto da como resultado crear la ilusión de tener una amplitud de audio más grande con un sonido que se extiende más allá de las dimensiones físicas del cuerpo de la barra de altavoces.

La distancia fija entre canales es una desventaja que cada diseñador de barra de sonido debe enfrentar, pero la 3D Array XL tiene éxito en superar esa limitación, tanto con ICC así como con su tamaño físico. Tiene 157 cm. de ancho, lo que proporciona una mayor separación física entre los controladores, mejorando el efecto de la optimización de imágenes en 3D e ICC.

Cuando llegó el sistema GoldenEar 3D Array XL 5.1, vino con un subwoofer ForceField 5 de 1250€ y un par de altavoces SuperSat 3 de 700€ la pareja. Cuando lo preparé por primera vez, el subwoofer me impresionó tanto que decidí revisarlo por separado. Según las especificaciones de GoldenEar, la respuesta de frecuencia de la barra de altavoces y los satélites es de 80 Hz o más. La compañía afirma específicamente que necesita un subwoofer para que el sistema funcione. Con el sub ForceField 5, la respuesta de graves medida se extiende por debajo de 20 Hz, lo que lo convierte en un sistema de rango completo.

conexiones-barra-de-sonido-golden-ear-supercinema-xl

Gracias a una sensibilidad de 91 dB / W / my 300 vatios / canal de manejo de potencia, la GoldenEar 3D Array XL alcanza los niveles de volumen apropiados para una experiencia inmersiva de cine en casa. En la parte posterior de la barra de altavoces, hay tres terminales de altavoz, uno para cada uno de los tres canales frontales.

Los SuperSat 3s usan el mismo tipo de controladores que el 3D Array XL -un tweeter de cinta plegada y un par de medios/graves de 4 “. Usar el mismo tipo de drivers iguala el timbre entre todos los altavoces, lo que a su vez facilita un Experiencia envolvente de sonido envolvente. Monté el SuperSat 3s en un par de soportes para altavoces GoldenEar SuperStand 3 y los puse a los lados del sofá.

Configuración

La configuración del sistema 3D Array XL es la misma que con los altavoces discretos: simplemente conecte cada canal al terminal de altavoz correspondiente en el AVR Pioneer SC-85. Luego, use el AVR para tomar medidas y realizar ajustes en un procedimiento que varía según la marca y el modelo de AVR o previo/etapa multicanal que use. La mayoría de los sistemas tienen un modo completamente automático.

subwoofer-goldenear-forcefield-5

En acción

Comencé el proceso de revisión escuchando el 3D Array XL en modo estéreo. Creó una imagen estéreo completamente real que proporcionaba una misteriosa sensación de ancho y profundidad. El sistema con la GoldenEar 3D Array XL está a la par con lo que esperaría escuchar de un sistema 2.1 que constara de un par de altavoces de estantería de alta gama, una buena amplificación y un sub de gran calidad. Sorprendentemente, crea ese tipo de campo de sonido estando apoyada en la parte superior de un televisor.

Puse el álbum de Thievery Corporation, Culture of Fear, y de inmediato me quedé impresionado por la calidad de inmersión que escuché. Es un cliché audiófilo muy usado, pero sonaba como si la banda estuviera allí en la sala conmigo. Tenía un par de invitados en ese momento, y les pedí a cada uno que se sentaran en el lugar ideal y escucharan el álbum. Fue entonces cuando presencié otro cliché: “el de la mandíbula caída”. Todos estuvieron de acuerdo, la optimización de la imagen 3D llevó a cabo su magia, y el sonido resultante fue absolutamente holográfico.

Escuchar el 3D Array XL utilizando el modo estéreo de 2.1 canales del SC-85 fue inesperadamente cautivador. Sin embargo, GoldenEar me envió un sistema de sonido envolvente 5.1, después de todo, el objetivo de comprar una barra de altavoces es usarla con un televisor. Así que cambié de velocidad y comencé a usarlo como parte de un sistema completo de sonido envolvente. Su rendimiento fue más allá de lo que esperaba escuchar de componentes tan compactos.
Visual y auditivamente, la combinación de GoldenEar 3D Array XL, ForceField 5 y SuperSat 3s resultó tener un factor de aceptación conyugal tremendamente alto, lo cual es un punto muy, pero que muy  importante a favor . Me impresionó al ofrecer un nivel de fidelidad que esperaría de un sistema de altavoces que costara tanto o más. Gracias a su clasificación de sensibilidad de 92 dB y su manejo de potencia de 200 vatios, los SuperSats nunca tuvieron problemas para complementarse  con los canales frontales. Mientras que 3850€ para todo el sistema no es una suma trivial, ciertamente está justificada por el extraordinario resultado. Y es sorprendente que el sistema funcione a un nivel de calidad tan alto, ocupando tan poco espacio.

GoldenEar-SuperSat-3-altavoz

Gracias a numerosas demos que he escuchado, me he convertido en un gran admirador de los altavoces de tamaño completo de GoldenEar, especialmente su actual buque insignia Triton One. El sistema SuperCinema 3D Array XL 5.1 posee una cantidad significativa de las cualidades que definen un sistema que utiliza esas torres de gran potencia Triton One : reproducción de música clara y dinámica combinada con imágenes muy precisas.

Como mencioné anteriormente, la distancia fija entre los canales izquierdo y derecho no limita esta barra de altavoces. Gracias a ICC bien implementado, el sonido aparente se extiende en un espacio considerablemente más amplio que el delimitado por el propio cuerpo del altavoz. En mi estudio, creó la ilusión de altavoces virtuales ubicados donde normalmente colocaría un par de torres. Además, el 3D Array XL creó una sensación de profundidad  de sonido palpable; en ese sentido, fue superior a muchos pares de altavoces que he escuchado, incluso en el mismo rango de precio. Especialmente relevante es que no había nada inventado o artificial en el campo sonoro, a diferencia de los numerosos sistemas de barra de altavoz activos y pasivos que he audicionado y que usan algoritmos basados ​​en DSP para lograr el efecto deseado.

Cuando visioné películas con el sistema completo 5.1, era fácil olvidar que no estaba escuchando altavoces discretos colocados de manera óptima. Los satélites y la barra de altavoces desaparecieron realmente, al igual que la habitación misma. No pude encontrar ningún error real en el rendimiento del sistema, incluso mientras miraba películas con bandas sonoras complejas e intensas como Guardianes de la Galaxia o Transformers: Age of Extinction, el sub ForceField 5 ofreció una actuación increíble con las escenas de máxima dinámica y efectos con sonidos sub-graves.

Tanto si lo usa para escuchar música como películas, o sea para audio y cine, este sistema SuperCinema 3D Array XL 5.1 funciona a un nivel que trasciende la categoría de barra de sonido. Es un sistema de calidad audiófila que encaja perfectamente colocándolo indistintamente debajo o encima de un televisor, y es igualmente adecuado para reproducir tanto contenido de 2 canales estéreo , como multicanal  y sonido envolvente. Es la primera barra de sonido que he escuchado con la que podría vivir considerándola  como mi sistema de sonido principal y único.

goldenear-superarray-3d-barra-de-sonido

No estoy diciendo que 3D Array XL sea mi elección número uno para un sistema de sonido envolvente. El sistema GoldenEar Atmos con las columnas GoldenEar Triton One tiene tal distinción. Sin embargo, estoy seguro de que es lo suficientemente bueno para satisfacer a los oyentes más exigentes, incluidos los audiófilos que normalmente nunca considerarían un sistema basado en la barra de sonido. Más importante aún, los cinéfilos que busquen un sistema para disfrutar del audio y cine, que ahorre espacio y con el que su cónyuge esté encantada, tienen en este sistema GoldenEar una de las mejores opciones existentes en el mercado. Dentro de ese contexto, este sistema basado en GoldenEar SuperCinema 3D Array XL obtiene mi más alta recomendación. 

Este artículo ha sido traducido y adaptado por el equipo de Audio Y Cine. Puede leer la entrada original en este enlace.

Golden Ear Aon 3, sonido impresionante

“Bueno, realmente es diferente”, pensé cuando intentaba sacar de su caja el altavoz Golden Ear Aon 3. Normalmente lo hago presionando con ambas manos los lados de la carcasa, pero me di cuenta de que las paredes de la carcasa no eran sólidas sino que estaban cubiertas de tela. Descubrí, mirando fotos en internet, que tenía radiadores pasivos montados en los lados de cada flanco de la carcasa de los altavoces.

No es el primer altavoz de estantería cortado en forma de obelisco que me encuentro, pero ciertamente es uno de los que tiene una construcción más inusual. La carcasa está cubierta en su mayor parte de un tela de rejilla, al estilo de los altavoces Mirage, y lo que no está cubierto parece de un hermoso negro brillante aunque sea de plástico (¡porque es plástico!).

Tendrías que abrir las tapas de arriba y de abajo de los altavoces para poder quitar la tela de rejilla (parecida a unas medias), hay una tira tensora (no unos ligueros) para soltar y aflojar la tela y permitir extraerla). Le quité la tapa de arriba solo para poder bajar la rejilla y dejar al descubierto los drivers, que describiré en la siguiente sección. Pero antes vamos a hablar un poco de los fabricantes.

Golden Ear no es una empresa muy antigua, se fundó en 2010, pero sus directores llevan siglos en este mundillo, uno de ellos como co-fundador de Polk Audio en los 70, y luego estuvo en Definitive Technology a principio de los 90. Dicha persona, el diseñador Sandy Gross, lleva en esto desde hace 40 años.

Aunque es una empresa estadounidense con oficinas en Maryland, el trabajo de corte del MDF se hace en Asia (un modelo de negocio que permite a los diseñadores estadounidenses llevar sus diseños al mercado con un precio más bajo (o por lo menos, más competitivo, si la compañía está dispuesta a reducir sus beneficios), y respetando los estándares de fiabilidad esperados.

Componentes

El Golden Ear Aon 3 está construido en su mayor parte de MDF. Su forma inusual está basada en estudios de ingeniería y no es meramente una cuestión de diseño (resulta que la forma ahusada y los laterales no paralelos reducen la reflexión de las ondas estacionarias). No es que yo sea muy partidario de este tipo de estética, prefiero el maravilloso acabado en forma de laúd de Sonus Faber. Quizás tú puedas ver la belleza donde yo no soy capaz.

Las medidas de un solo Golden Ear Aon 3 son 356 x 228 x 280mm (altura/anchura/profundidad) y pesa unos 9,2 kg. En términos de unidades de drive, para los agudos tenemos un tweeter Heil Air Motion Transformer de cinta doblada y alta velocidad (HVFR), emparejado con un driver de medios-graves de 177mm, aumentado con dos radiadores pasivos de 200mm montados en dos laterales. Los tweeters de cinta tienen fama de ofrecer una excelente paso hacia la alta frecuencia, consiguiendo un nivel de detalle al que la mayoría de los tweeter de cúpula metálica solo pueden aspirar. 

Se conecta con un solo cable, así que los fans del cableado doble tendrán que buscar en otro sitio si, por algún motivo, es un requisito primordial para adquirir un par de altavoces.

El fabricante especifica la sensibilidad del Golden Ear Aon 3 en 90dB (supuestamente medido con una entrada de 2.83V, medida a 1m), con una impedancia compatible con 8 ohmios. La potencia sugerida de amplificador comienza con 10 vatios por canal con un límite superior de 250 vatios, así que a este altavoz no le preocupa que le den caña si el usuario tiene en mente subir la potencia y llevarlo al límite. Durante el periodo inicial de prueba, monté los Golden Ear Aon 3 en cuatro pilares estándar de 61cm llenos de arena, que puse a 35 cm de la pared. La primera impresión que tuve fue que el sonido del altavoz era mucho mayor que la carcasa que te aconsejan.

Luego probé a situarlos en lo alto de los pedestales que normalmente ocupan mis fabulosos Sonus-Faber Guarneri, colocados a unos 55 cm de la pared. A los Golden Ear Aon 3 no parecen gustarles los cables de núcleo sólido, así que usé unos cables Cable Talk Talk de cobre, antiguos pero todavía fiables. En términos de potencia a estos pequeños les gusta poder disponer de más, así que yo (acertadamente) les suministré fracciones de unos 120 vatios combinados con una configuración de un tercio de triodo- dos tercios de pentodo apta para el amplificador Baron de Mesa. Usé las configuraciones de retroalimentación cero y mínima.

En concierto

Hay altavoces pequeños que parecen llenar una sala sin esfuerzo y sin que el sonido parezca forzado o tenso (dentro de unos límites realistas, claro), y los Golden Ear Aon 3 están dentro de esta categoría. Entre sus puntos fuertes se encuentran una gran acústica con un entorno acústico natural y espacioso, y unos agudos prolongados y muy detallados.

El rango medio también es bueno, las voces humanas y los instrumentos acústicos tienen un timbre natural y están bien reproducidos. Sin embargo, si estamos acostumbrados a utilizar monitores tipo BBC, como el viejo S20 de Spendor o el HL5 de Harbeth, o quizá incluso hasta los clásicos italianos que ofrece Sonus Faber, me inclino a aceptar el argumento de que los Golden Ear Aon 3 no los igualan en sensación de naturalidad.

La salida de graves era fuerte, y su cuidadoso emplazamiento recompensa al oyente. Aunque sonaba firme y con un ritmo limpio, quizá no era tan firme y dinámico como lo esperaba. Reprodujo hábilmente los graves de las melodías, pero la calidad de la reproducción depende del programa.

Las regiones más bajas eran impresionantes, con los graves ralentizados como en Chuck E’s In Love del álbum debut de Rickie Lee Jones. Aunque cada par de radiadores pasivos montados en los laterales del Golden Ear Aon 3 ayudan a extender los graves y proporcionar un grado extra de energía, por alguna razón descubrí que el Golden Ear Aon 3 parece adorar la música de piano (cuando está bien grabada). Aspectos como la ejecución, el sostenimiento y el desenlace eran sorprendentemente realistas y creaban la ilusión de la presencia tridimensional de un gran piano en la sala. En este aspecto me recordó a un altavoz que había deseado poseer hace años pero que no tuve por falta de fondos, el Julia Reference de Moratori, fabricado en Australia, el cual, casualmente, también utiliza un radiador pasivo para conseguir reproducir mejor los graves (desde su caja diminuta).

Lo que hace que el Golden Ear Aon 3 parezca mejor que la mayoría de los altavoces, y no solo por el precio, es que mantiene las líneas de sonidos de forma individual dentro de grabaciones congestionadas y concurridas, haciendo relativamente fácil distinguirlas y centrarse en ellas (si uno quiere) sin que te abrume el resto de la mezcla. El pop moderno y las grabaciones comerciales son los que más se benefician de la cercanía al micrófono de los distintos instrumentos, pero es un altavoz estupendo para escuchar mejor, por ejemplo, todos los pequeños detalles de canciones como When I Kissed The Teacher y Take A Chance On Me de ABBA.

Elogios

En cuanto a gustos, los altavoces son de lo más subjetivo. Ninguno es perfecto, pero pocos dan tanto por tan poco precio como los Golden Ear Aon 3. Sin duda hay que tenerlos en cuenta y, en mi opinión, deben estar en la lista de cualquiera que esté buscando comprar un altavoz pequeño en este rango de precio.

Este artículo ha sido traducido y adaptado por el equipo de Audio y Cine. Puede leer la entrada original en este enlace.

Barra de sonido GoldenEar SuperCinema 3D

Tradicionalmente, las barras de sonido siempre han estado en un término medio. Pasaba lo siguiente: renuncias a algunas expectativas (a saber, que no conseguirás nada remotamente parecido a una imagen de sonido estéreo decente para la reproducción de música o un verdadero sonido envolvente para las películas) y a cambio obtienes cosas como una instalación simple y sencilla y un diseño que combina con muy bien tu pantalla plana. Y todos felices… o casi.

De hecho, para aquellos con espacios pequeños para el cine en casa y una alergia grave a los cables, los sistemas de barra de sonido han sido un buen chute de cortisona y una opción sólida, algo así como “suficientemente bueno” desde hace años. A esto se añade el hecho de que, independientemente de su precio, casi siempre son mucho más eficaces que los pequeños y tristes agujeros para el sonido de la parte inferior de tu HDTV (y ya puedes ver por qué han seguido prosperando)

La barra de sonido GoldenEar SuperCinema 3D Array no viene con su propio subwoofer inalámbrico, te recomendamos el subwoofer ultra compacto ForceField 3 o el ForceField 4 (ambos son modelos pasivos lo que significa que necesitarás un receptor A/V para la alimentación) Si estos dos requisitos no son un obstáculo, y no deberían serlo, te aseguro que la recompensa es inmensa.

La barra de sonido GoldenEar SuperCinema 3D Array borra por completo los prejuicios que pudiésemos tener sobre las barras de sonido sino que demuestra que una matriz de altavoces de 2,7 pulgadas de ancho por 49 de largo puede sonar tan bien como (si no mejor que) un par de enormes altavoces estéreos. En resumen, es tanto un triunfo de la ingeniería como y, más importante aún, uno de esos raros productos que pone patas arriba toda su categoría.

De nuevo, nada de esto es evidente sólo mirando el SC3DA. En cuanto a su diseño, esta barra de sonido se asemeja a muchos otros sistemas extraplanos  actualmente en el mercado. Tiene el actual acabado en color negro mate, y con 4,75 pulgadas de altura queda muy bien delante de la mayoría de televisores de alta definición sin interferir la imagen. Sin embargo, un examen más detenido revela cuánto esfuerzo se ha puesto en esta barra de sonido. Ya sea por la superficie con un hermoso acabado de aluminio extruido (de uso en el sector aeroespacial), por el bafle o los terminados de las tapas infundidos de polvo de mármol, todo encaja perfectamente y da la sensación de ser sólido como una roca.

Retira la parrilla magnética y descubrirás otros accesorios de alta gama, como los seis drivers de 4,5 pulgadas de graves de rango medio junto con los tres tweeters de cinta plegada y alta velocidad de GoldenEar. Estos últimos utilizan diafragmas magnéticos planos plegados en lugar de las tradicionales cúpulas. Éstos se expanden y contraen como un acordeón para producir sonido. La ventaja es que debido a que estos tipos de tweeters tienen una mayor área de superficie, también pueden producir más sonido con menos movimiento. Lo que, a su vez, aumenta la eficiencia del driver y minimiza la distorsión.

Decidí empezar por todo lo alto, con explosiones. Bueno, en realidad con un montón de explosiones (y golpes y chillidos) y luego algunas explosiones más. Iba a utilizar uno de los álbumes más complejos y castigados en que podía pensar (The Seer de Swans) que me imaginé que sería una buena prueba para ver cómo de eficiente, musicalmente hablando, era realmente esta matriz 3D. El álbum es una especie de prueba de resistencia tanto para el oyente como para los altavoces, ofreciendo una amplia gama de instrumentación y estilos (desde paisajes sonoros electrónicos a las grabaciones de campo aleatorio, pasando por tambores tribales al canto coral y la delicada guitarra folk acústica). Oh, y también hubo un motor a reacción. En mi experiencia, hay pocos álbumes mejores para exponer las debilidades de un altavoz.

Después de escuchar el álbum dos veces (¡uf!), fue difícil encontrar un solo fallo con la matriz de audio 3D del GoldenEar SuperCinema. Los zumbidos espeluznantes de Jarboe en “Piece of the Sky” y “The Seer Returns” sonaba absolutamente cristalina y contrastaba muy bien con el frágil ronroneo de la vocalista invitada Karen O en el tema country “Song for a Warrior”.

Y luego está el sonido. Estamos hablando de un enorme abismo envolviendo cada rincón de mi habitación de tamaño mediano. El subwoofer de Clase-D GoldenEar ForceField 3 es mucho más, mucho más de lo que parece por su tamaño.

Para terminar usé “The Apostate”, una composición rock de 23 minutos llena de silbidos, aullidos, vibrantes cuernos, tambores implacables y toques de campanas que sonaba como si el apocalipsis saliese en torrente del SC, sin duda justo de la manera en que el líder de los Swans, Michael Gira, pretendía.

Pasando a un rock más sencillo utilicé  el nuevo single de Tomahawk Stone Letter”, los altavoces demostraron ser igual de envolventes. El amenazante susurro de Mike Patton sonaba mejor que nunca, como si reverberase a través de la habitación antes de que lo siguieran los coros llenos de aullidos de la canción.

Incluso los álbumes que tienden más a lo electrónico, como el melódico “Lost in the Game” de Kid606, sonaba poco menos que increíble, con su mezcla cinematográfica de sintetizadores melancólicos y zumbantes notas de órgano envolviéndolo todo en una bruma de sonido depresivo.

Parte de la clave de todo este esplendor musical es la obra maestra de ingeniería que GoldenEar utiliza para eliminar una cosa desagradable llamada diafonía interauricular, una enfermedad endémica de muchas barras de sonido. Básicamente, esto es lo que sucede cuando el sonido del altavoz derecho se cruza y acaba en el oído equivocado (el izquierdo) y viceversa. Como puedes deducir, este problema se da cuando no hay una separación suficiente entre los canales izquierdo y derecho.

GoldenEar resuelve este problema colocando los woofers exteriores ligeramente más cerca de sus respectivos canales tweeter y luego utilizándolos no como drivers de graves para los canales izquierdo y derecho, sino para lanzar una señal cruzada y desfasada que anula eficazmente el sonido de los canales opuestos. Funciona como por encanto.

Debido a toda esa increíble agilidad musical, la barra de sonido GoldenEar SuperCinema 3D Array lo hace también genial con las películas. Cuando ves en Blu-ray la distópica obra maestra de Terry Gilliam, Brazil, la banda sonora en DTS-HD Master Audio surround, incluyendo la samba de Geoff Muldaur y la versión de Ary Barroso de la canción de 1939 “Brazil”, suena más onírica que nunca. Incluso el ensordecedor zumbido del papel al mezclarse y mecanografiarse en el bullicioso Ministerio de Información, se traslada sin problemas desde la parte frontal a la parte trasera del SuperSats y transmite un innegable sentimiento de estar atrapado en un infierno burocrático.

Así mismo, la secuencia increíble de la caída del café en Inception, con todas las capas de caóticas explosiones combinadas con los gemidos de tonos graves y los sonidos de ballenas, demuestra ser tan aterradora como lo fue en el cine.

A pesar de que la barra de sonido GoldenEar SuperCinema 3D Array  fue diseñada para ser utilizada con el SuperSats, incluso en su ausencia, la barra de sonido produce un sonido sorprendentemente rico y orgánico que alcanzó todas las esquinas de la habitación. Por supuesto, no tanto como un auténtico sonido envolvente, pero lo prefiero mucho más que las falsas implementaciones DSP comúnmente utilizadas por otras barras de sonido.

Muy a menudo cuando estás revisando los componentes de un equipo A / V, debe dar evasivas o matizar una recomendación. Quieres ser realista, sabiendo que lo que encuentras no será absolutamente alucinante. El precio es también difícil de conciliar. ¿Qué constituye una buena relación calidad/precio? ¿Cómo o cuándo empujas a la gente hacia un artículo de más caro?

Al final del día, no pude alcanzar una postura completamente libre de riesgos, pero desde luego la barra de sonido GoldenEar SuperCinema 3D Array hizo mi trabajo tan sencillo como pudo. Si estás decidido a comprar una barra de sonido: compra la barra de sonido GoldenEar SuperCinema 3D Array. Punto. Yo definitivamente lo haré.

Este artículo ha sido traducido y adaptado por el equipo de Audio y Cine. Puedes leer el original en este enlace.