Receptor AV Integra DRX-R1. Análisis

Onkyo es, junto con Denon, Marantz, Pioneer y Yamaha, una de las principales compañías japonesas de electrónica que fabrican receptores para sistemas de cine en casa. Integra es la empresa hermana más lujosa de Onkyo y desde 1999 ha estado disponible principalmente a través de distruidores especializados, en lugar de los canales de venta minoristas que suelen manejar los productos de Onkyo.

A principio de los años 2000, Onkyo llegó a la cumbre de la tecnología con Integra Research, una división separada, donde creaba componentes con las mejores piezas, que competían con los fabricantes especializados en audio de gama alta. Recuerdo como deseaba tener el amplificador RDA-7.1 (que costaba un ojo de la cara en aquella época). Este amplificador de siete canales clasificado en en la categoría 300Wpc a 4 ohmios, pesaba más de 50 kilogramos y funcionaba mejor que sus equivalentes de marcas como Bryston o Lexicon.

Aunque Integra Research ya no existe, los nuevos productos de Integra rinden homenaje a esa historia usando su nombre en la serie Research. La Serie Research, a diferencia de la gama regular de Onkyo, utiliza componentes de audio seleccionados cuidadosamente y tiene otras mejoras internas. Los primeros dos productos de la serie son el preamplificador-procesador A/V DRC-R1 y el objeto de este análisis, el receptor AV Integra DRX-R1 de 11.2 canales . A lo largo de los años he tenido un montón de productos de Integra, incluyendo un receptor, un preamplificador A/V y un amplificador con nueve canales de potencia que todavía utilizo. Me emocioné al escuchar lo que podía hacer el nuevo modelo de receptor de Integra.

Descripción

Los receptores de Integra siempre han tenido un aspecto diferente al de sus contrapartidas de Onkyo. Los receptores de Onkyo llevan normalmente la pantalla y las luces de LED de color azul, y los botones ocultos detrás de una cubierta desplegable. Los receptores Integra, por el contrario, tienen LEDs de color gris, y todos los botones están a la vista en la placa frontal. El receptor AV Integra DRX-R1 no es diferente: es casi todo negro, con detalles plateados en el botón de Encendido/Apagado, el del volumen y los pies. Me gusta más el aspecto de Integra: atractivo pero discreto.

El receptor AV Integra DRX-R1 es robusto, pesa 22,5 kilos. Las características de la Serie Research son las culpables de este peso, que incluye más refuerzos cruzados internos, un mejor protector del suministro de energía y una fuente de alimentación de calidad superior. El receptor AV Integra DRX-R1 tiene unas medidas 43,43 cm ancho x 19,9 cm alto x 44,7 cm profundidad.

El receptor AV Integra DRX-R1 incluye la última tendencia en receptores de cine en casa: sonido envolvente basado en 11,2 canales, con decodificado Dolby Atmos y DTS:X. Tres procesadores SHARC de dispositivos analógicos realizan el procesamiento junto a un DAC AKM4490 de 32-bit/384kHz para los canales frontales izquierdo y derecho y dos DAC AKM4458 32/768 para el resto. Con 11 canales de amplificación, el receptor AV Integra DRX-R1 soporta configuraciones de altavoces hasta 7.2.4: siete altavoces de sonido envolvente (incluyendo surround trasero), dos subwoofers y cuatro altavoces activos. Prefiero tener surrounds traseros y cuatro canales de altura porque, a diferencia de las variantes como 5.1.4 o 7.1.2, tiene garantizada la reproducción de cualquier banda sonora.

El servidor de música en streaming del receptor AV Integra DRX-R1 está un punto por encima de lo que se ve generalmente en AVRs. Además de la compatibilidad con AirPlay, el servidor también puede reproducir desde Deezer, Pandora, Spotify, Tidal y TuneIn. Lo mejor es que el receptor AV Integra DRX-R1 es compatible con velocidades de muestreo DSD de 2.8MHz, 5.6MHz y 11,2MHz – yo podría reproducir DSD desde mis unidades de disco duro de red. El receptor AV Integra DRX-R1 también soporta FLAC hasta 24/192 y Apple Lossless hasta 24/192. Con futuras actualizaciones del firmware, el receptor AV Integra DRX-R1 también soportará Google Cast para Audio y Master Quality Authenticated (MQA). Todo esto significa que por fin he encontrado un receptor con una función de servidor de música que es 100% compatible con todo lo que hay en mi colección de música.

Tradicionalmente, las secciones del amplificador de potencia de los mejores receptores de Integra han sido de clase-AB y contrafase, diseñados con tres etapas y circuito Darlington invertido. Para el receptor AV Integra DRX-R1, Integra ha utilizado un Amplificador Digital Híbrido Avanzado (AHDA). Aunque técnicamente no es digital, el AHDA compite con un circuito de clase-D de Integra. Esto está empezando a verse más a menudo en los receptores actuales, por una buena razón: es difícil meter 11 canales de amplificación clase AB en una caja de tamaño estándar, y los amplificadores de clase D ofrecen alta eficiencia, baja temperatura, alto rendimiento y pequeño tamaño. A diferencia de las especificaciones de otros receptores rivales, las del receptor AV Integra DRX-R1 establecen que todos los canales de amplificación producen 140W a 8 ohmios. De acuerdo, esto no vale para todos los canales, pero el diseño del amplificador de Integra parece robusto, con una potencia de salida de 4 ohmios y 40 amperios de corriente instantánea. Incluso tiene una potencia dinámica de 320W a 3 ohmios lo que demuestra que, al menos sobre el papel, hay un montón de energía disponible. Sin embargo, a diferencia de los últimos receptores principales de Integra, el THX del receptor AV Integra DRX-R1 tiene una calificación Select2 Plus, inferior a la Ultra2. Esto significa que el receptor AV Integra DRX-R1 es adecuado para una sala de 56 a 85 metros cúbicos, en mi caso no tuvo problemas para manejar mis altavoces a un volumen muy alto en mi habitación, que mide unos 65 metros cúbicos.

En lo que al THX se refiere, el receptor AV Integra DXR-R1 tiene todos los modos de procesamiento y las características habituales del THX. El único que he usado con frecuencia fue el Loudness Plus, que es muy útil para la tarde-noche porque ajusta la respuesta de frecuencia y el volumen de los altavoces para darte el mejor sonido envolvente a bajo nivel de volumen.

Tiene muchas conexiones HDMI: dos salidas y ocho entradas (una de las entradas en el panel delantero). La segunda salida de vídeo HMDI puede usarse en Zona 2 y la salida HDMI es compatible con las últimas características: 4K/60Hz, protección contra copias HDCP 2.2, admite HDMI de alto rango dinámico (HDR) y gama de colores BT.2020.

Una de las cosas que hacen que un mando a distancia sea genial es la retroiluminación que te permite utilizarlo fácilmente en la oscuridad. Lamentablemente, el mando a distancia del receptor AV Integra DRX-R1 no tiene retroiluminación, y si te pasa como a mi y te gusta ver las películas a oscuras tendrás que memorizar la posición de los botones. Pero no puedo quejarme porque tiene los botones justos y necesarios para hacer lo que tiene que hacer.

La mejor opción para controlar el receptor AV Integra DRX-R1 es la estupenda aplicación Control Pro de Integra, disponible en la Apple Store o en Google Play. La sección del servidor de música es particularmente digna de atención, puedes navegar por tu música almacenada en la red, seleccionar las pistas y avanzar rápidamente a través de ellas. La aplicación incluso controla el volumen del receptor AV Integra DRX-R1 y muestra la carátula del álbum.

Instalación

Utilicé mi habitual gama de altavoces de Definitive Technology: los BP-8060ST como altavoces delanteros izquierdo y derecho, un canal-central CS-8060HD/el CS-8060HD como canal central, los Gem de Mythos como surround trasero, y dos pares de ProMonitor 1000, como surrounds izquierdo y derecho y canales frontales altos. Los altavoces altos estaban montados casi a la altura del techo a cada lado de mi pantalla de 92’’. Utilicé un par de altavoces de techo Ambienti de Angstrom para los canales medios. Para los efectos LFE utilicé un subwoofer Servo-15 V2 de Paradigm en la esquina delantera derecha de la habitación. Los tres altavoces frontales principales estaban aproximadamente a unos 3 metros de mi asiento y los surrounds L/R a un metro y medio aproximadamente. Los surrounds traseros estaban directamente detrás de mi asiento, montados en la pared a un 1,20 aproximadamente de distancia y por encima de la altura de mis oídos.

Los anteriores receptores de Onkyo e Integra incluían el potente suite Audyssey como programa de corrección de sala, pero el receptor AV Integra DRX-R1 y otros modelos más recientes de Integra lo han reemplazado con su propio corrector de sala AccuEQ. Cuando enchufé el puck como micrófono (incluido) en el frontal del receptor AV Integra DRX-R1 y lo coloqué en mi asiento, el receptor AV Integra DRX-R1 hizo una serie de sonidos raros semejantes a una ametralladora, ruido blanco y un eco del ruido blanco. En la primera ronda analicé la distacia, el nivel de presión sonora y las transiciones. En la segunda medí las características sonoras de mi habitación, y ajusté la respuesta de frecuencia del sistema para reducir al mínimo las ondas estacionarias. Aunque con 11 altavoces y un subwoofer, el AccuEQ parecía que tardaba mucho tiempo, realmente sólo tardó 11 minutos. A diferencia del Audyssey, el AccuEQ realiza las mediciones en sólo un punto, así que no es necesario mover el micrófono a otras posiciones de escucha y repetir las pruebas.

Después de realizar la calibración, tienes la opción de aplicar el resultado de la ecualización a todos los altavoces, a ninguno o a todos excepto el delantero izquierdo y derecho. Lamentablemente, no puedes cambiar luego de idea y aplicarles el resultado de la ecualización de todos los altavoces. He probado de las tres maneras y prefiero la última opción: aplicar EQ a todos los altavoces excepto al frontal delantero derecho e izquierdo. Después de la calibración, también comprobé las mediciones que había hecho el AccuEQ de las distancias de los altavoces desde mi asiento y parecen ser bastante exactos. No hubo niveles sin controlar. Ajustó la transición del frontal izquierdo y derecho a 49Hz pero el resto de los altavoces estaban un poco más altos de lo que suelo ver: entre 100-140Hz. Sonaban bien cuando veías películas, así que no los cambié. Básicamente, el AccuEQ hizo todo el trabajo de configurar 11 altavoces y un subwoofer.

Si te gusta retocar, el receptor AV Integra DRX-R1 también cuenta con un manual para ajustar la EQ (ecualización) de cada altavoz y eliminar las ondas estacionarias. Esto último lo consigue probando tonos y utilizando un sonómetro de mano para encontrar la frecuencia más alta entre 63 y 250 Hz. A continuación, seleccionas cuántos dB deseas atenuar esta frecuencia.

Audición

Una de las mejores películas para probar el receptor AV Integra DRX-R1 es la edición Blu-ray de Hasta el último hombre: la conmovedora historia de Desmond Doss, un cabo del ejército de los E.E.U.U. y objetor de conciencia que sirvió como médico en la Segunda Guerra Mundial y salvó innumerables vidas aunque se negó a llevar un arma de fuego en la batalla. El BD incluye una banda sonora Dolby Atmos, y las brutales escenas de guerra sacaron el máximo rendimiento de mis altavoces y subwoofer. En el capítulo 1, me sentí inmediatamente inmerso en la batalla, con el receptor AV Integra DRX-R1 colocado de la forma precisa para oír volar los proyectiles de mortero en mis altavoces activos. En el capítulo 9, cuando los acorazados bombardearon Okinawa, podías seguir los proyectiles a través del aire: los sonidos se desplazaban a través de cada altavoz de techo hasta los surrounds traseros. Podía sentir el caos de la guerra mientras las balas silbaban a mi alrededor. Los graves eran increíbles, cosa que agradezco al AccuEQ de Integra, que los mantuvo tensos y precisos en mi habitación. El receptor AV Integra DRX-R1 hizo un gran trabajo manteniendo todos los sonidos diferenciados y correctamente situados y hacía que el capítulo 12, en el que las tropas estadounidenses se retiran, la inmersión fue terriblemente real. Me sentía como si estuviera en una burbuja de 360º rodeado de explosiones.

El Contable es otra película con escenas de una inesperada calidad de sonido y la banda sonora de la edición BD está en DTS-HD MA 7.1. El receptor AV Integra DRX-R1 utiliza DTS Neural: X para mezclar y subir el sonido a mis altavoces de altura, y resulta increíblemente eficaz. En el capítulo 1, una voz asustada se proyectó directamente entre los altavoces surround frontales derecho e izquierdo, ayudados por el altavoz central superior derecho. En el capítulo 4, la voz de Ben Affleck se mueve de altavoz en altavoz, incluyendo los altavoces de altura, y sumergen al espectador en la escena de forma efectiva. En el capítulo 6, las explosiones de los disparos surgen de la nada, un testimonio de los potentes amplificadores y el alto rango dinámico del receptor AV Integra DRX-R1. Antes de ver esta película, nunca había pensado que una película sobre un contable pudiera ser tan emocionante. Sin embargo, cuando vi esta película en mi cine en casa, la emoción fue todavía mayor gracias a la buena actuación del receptor AV Integra DRX-R1.

Para probar el contenido DTS:X nativo, le eché un vistazo al BD de Ex Machina. Inicialmente la mezcla de DTS:X fue decepcionante. Sin embargo, después de ver esta película varias veces, fui capaz de apreciar cómo los altavoces de techo realzaban la música de sintetizador de Ben Salisbury y Geoff Barrow. Cuando probé entre la teatralidad del DTS-HD MA 5.1 y las bandas sonoras en DTS:X, descubrí que la música era más atractiva con la mezcla DTS:X a través del receptor AV Integra DRX-R1. Los canales de altura no se usan mucho en la película, pero hay una escena al principio, cuando llevan a Caleb en helicóptero a la finca de Nathan, el sonido del helicóptero planeando salía de los canales de altura frontales. El sonido a través de los ochos canales suena con mucha potencia y es otro ejemplo de la fuerza de la potencia de salida del receptor AV Integra DRX-R1 y su procesamiento impecable.

Comparación

Un receptor casi idéntico que sería ideal para compararlo con el receptor AV Integra DRX-R1 es el MRX 1120 de Anthem. Como el receptor AV Integra DRX-R1, el MRX 1120 tiene 11 canales de amplificación, procesamiento Dolby Atmos y DTS:X y un servidor de música. Desafortunadamente, no tenía ninguno a mano, pero tenía el modelo inferior, el MRX 720, que tiene solo siete canales pero en lo demás es idéntico al MRX 1120.

Una de las mayores diferencias entre los dos receptores es la mayor potencia de salida del receptor AV Integra DRX-R1: 140W para todos los 11 canales, mientras que el Anthem tiene 140W solo para los cinco principales y 60W para cada canal adicional. Otra diferencia clave es la corrección de sala incorporada en cada receptor. Ambos hacen un trabajo decente estableciendo transiciones y niveles en una configuración básica, pero a diferencia del AccuEQ de Integra, el sistema de Corrección de Sala de Anthem (ARC) requiere un ordenador, y no mide las distancias de los altavoces, tienes que medirlas tú mismo.

A pesar de estos inconvenientes, la ventaja con el ARC es la capacidad de ajustar los parámetros individuales y ver las gráficas de los resultados mostrados en tu ordenador como gráficos de respuesta de frecuencia. Uno de estos parámetros es el intervalo en el cual se corrige la respuesta de frecuencia: hasta 5000Hz. También puede ajustar la ganancia de sala, para incrementar las frecuencias de los graves. El ARC también te permite almacenar hasta cuatro configuraciones diferentes. Esto me permite aumentar de forma diferente la respuesta de los graves para cine en casa y para escuchar música. La corrección del AccuEQ de Integra está hecha para aquellos que sólo quieren que la corrección de sala esté completamente automatizada.

Sin embargo, para mí vale la pena el tiempo y el esfuerzo en ajustar los parámetros del ARC, sobre todo para escuchar música. Para comparar los dos sistemas preparé el “Within” del álbum de Daft Punk, Random Access Memories (24-bit/88.2kHz FLAC, Columbia/HDtracks). Ambos receptores fueron capaces de reproducir la profundidad y lentitud de los graves por los que es conocida esta canción. Sin embargo, con el MRX 720 de Anthem, los graves eran más ajustados y reverberaban menos. El ARC también demostró su valía con el piano de Chilly Gonzales, esta canción suena más realista en el MRX 720 de Anthem que en el receptor AV Integra DRX-R1. Al reproducir la canción “Wherever I Go” del álbum de Mark Knopfler, Tracker (24/192 FLAC, Verve/HDtracks), descubrí que, tonalmente, el receptor AV Integra DRX-R1 tenía el típico sonido cálido de Integra. Por el contrario, el receptor Anthem revelaba más detalles, reflejando mejor las inflexiones vocales de Knopfler y Ruth Moody que el Integra.

Tanto el Integra como el Anthem funcionan muy bien con las películas. Pero para ponerlos al mismo nivel (el Integra tiene 11 canales y el Anthem solo 7) tuve que emparejar el MRX 720 con mi amplificador de nueve canales DTA-70.1 de Integra para los cuatro canales de altura. Cuando preparé la mezcla de Dolby Atmos del BD de Sicario, descubrí que los canales de altura sonaban ligeramente más dinámicos en el receptor AV Integra DRX-R1. Esto fue evidente en la escena en la frontera mexicana, donde el helicóptero sonaba con más fuerza en el Integra que en el Anthem.

El servidor de música del receptor AV Integra DRX-R1 es mejor que el de Anthem tanto en funcionalidad como en rendimiento. Anthem tiene incorporado el DTS Play-Fi para la reproducción en streaming pero Integra utiliza su propia solución. El receptor de Integra es compatible con los archivos DSD, y el DTS Play-Fi no. Aunque ambos modelos pueden reproducir archivos 24/192 FLAC, el DTS Play-Fi de vez en cuando tiene problemas de carga, y la música se queda parada durante unos instantes. Esto no solo es un problema con el Wi-Fi, sino también con la conexión Ethernet. El servidor de música de Integra no tiene este problema.

Al elegir entre las series DRX-R1 de Integra y MRX de Anthem, nunca puedes equivocarte. Si quieres un receptor todo en uno que no sea difícil de configurar o usar, elige el Integra. Si quieres ajustar tu configuración, especialmente para escuchar el audio en estéreo, tal vez prefieras un MRX de Anthem.

Conclusión

El receptor AV Integra DRX-R1 es digno de su posición como receptor estrella de Integra. Gracias a sus fornidos 11 canales de amplificación y a lo último en decodificación surround basada en objetos, el receptor AV Integra DRX-R1 se encuentra, actualmente, en lo más alto de los receptores para cine en casa. Quiero decir que no recuerdo ningún componente en la historia reciente que fuera tan fácil de usar y que no presentase problemas de funcionamiento. Si buscas en el mercado un receptor AV de gama alta, te recomiendo que pruebes el receptor AV Integra DRX-R1.

Este artículo ha sido traducido y adaptado por el equipo de Audio y Cine. Puede leer la entrada original en este enlace.

Review del receptor Integra DRX-R1 11.2 (II)

Configuración

Como hemos mencionado, el receptor AV Integra DRX-R1 viene con un manual básico de usuario y dispone de un manual más avanzado para descargar. Soy un gran defensor del diseño intuitivo de un receptor intentando configurarlo sin mirar ninguna documentación, una prueba que el receptor AV Integra DRX-R1 pasó con nota. El proceso de instalación duró en un suspiro, y creo que cualquiera con unos conocimientos medios de tecnología podría abordar la integración del sistema sin mucho problema.

El sistema de menú en pantalla del receptor AV Integra DRX-R1 es muy sencillo de usar y ofrece al usuario una interface gráfica fácil de usar con ocho elementos que se pueden seleccionar, incluyendo la asignación de Entrada/Salida, Altavoz, Ajustes de Audio, Fuente, Modo de escucha preestablecida preestablecido, Hardware, Multizona y Otros. Navegar por los menús fue un juego de niños y me permitió configurar rápidamente el receptor AV Integra DRX-R1 para que funcionara con el sistema de altavoz 7.2.4 de mi sala de cine.

Felicitaciones a Integra por hacer las cosas sencillas y directas.

El receptor AV Integra DRX-R1 también permite a los propietarios una personalización muy avanzada con opciones para cambiar el nombre de las entradas, ajustar los niveles de volumen de fuentes específicas y similares. Es bastante exhaustivo y proporciona más flexibilidad a la hora de perfeccionar la experiencia del usuario e integrar el receptor como un controlador de varias zonas y necesidades de audio y de vídeo únicas.

Tras la configuración inicial y algunas reajustes en la habitación, puse en funcionamiento el software de calibración AccuEQ que incorpora el receptor AV Integra DRX-R1. El AccuEQ es un paquete de ecualización relativamente nuevo que permite a los propietarios ajustar los 13 altavoces en una configuración 7.2.4. Aborda los problemas relacionados con las distancias de los altavoces, los niveles del canal y los puntos de intersección, además de corregir las ondas estacionarias. El proceso, de principio a fin, dura aproximadamente 10 minutos y utiliza el micrófono que viene incluido. Se inicia automáticamente cuando se conecta el micrófono en el frontal del receptor, y se completa con unos pocos clics del mando a distancia.

Después de la calibración, comprobé manualmente los niveles de canal y descubrí que el AccuEQ había configurado erróneamente la mayoría de los canales de 2 a 4 decibelios por encima de la referencia (75 dB). No es ninguna sorpresa, la mayoría de los paquetes de calibración suelen tener dificultades para configurar los niveles de canal con precisión.

El resto del equipo de demostración

Durante este análisis el equipo de audio que se ha usado incluye un reproductor Blu-ray 4K UDP-203 de OPPO, unas Torres (izquierda, central, derecha) RTiA5, unos FXiA4 (surrounds), unos 70-RT (delantero/medio) y unos RTiA3 (detrás). Las dimensiones de la sala donde se probó son de aproximadamente 5,6 m de largo x 4,3 m de ancho x 2,6 m de alto.

El Sonido y la Furia

Antes de sumergirse en los detalles, hay que destacar lo fácil de usar que es el receptor AV Integra DRX-R1. La conmutación entre fuentes fue sencilla, al instante encontró mi servidor de música en red, inició con facilidad la sesión en mi cuenta de música en streaming (como TIDAL) y AirPlay funcionó a la perfección. Tampoco tuve problemas con el HDMI.

Estuve probando el receptor AV Integra DRX-R1 con mi equipo de referencia durante varias semanas y me encantó la experiencia. El receptor tiene una potencia inagotable y produce un sonido limpio y pormenorizado, incluso cuando están funcionando los 11 canales durante una película. Escuchar música era un placer, el sonido era impresionante, exigente y con un nivel increíble de detalle. Probé a accionar el receptor con un guante musical, probando diversas resoluciones musicales desde CDs, TIDAL, mi servidor en red, USB y AirPlay y en todas el sonido era claro y preciso.

Solo por mencionar algunos de mis momentos de prueba musical favoritos: el Come to Find (en CD) de Doug MacLeod tenía un sonido equilibrado y transparente, sin ningún ruido ni distorsión que desviase la atención. Consiguió sacar a la luz por completo toda la sutileza y los detalles del álbum. El Collage EP (CD) de The Chainsmokers, permitió al receptor AV Integra DRX-R1 lucir su naturaleza potente y dinámica. Cuando saqué de la ecuación mis subwoofers duales, el receptor fue capaz de suministrar potencia sin ninguna dificultad a mis dos torres altavoces estéreos RTiA de Polk. Y reprodujo con un exquisito equilibrio y riqueza de graves el Dark Side of the Moon (SACD) de Pink Floyd. Llevó a cabo con total precision la presentación multicanal del disco

Integra ha dotado al receptor AV Integra DRX-R1 con varios “Modos de escucha”. Son Direct, All Channels Stereo  y Full Mono, además de un sinfín de modos inspirados en el Dolby y DTS. Los oyentes también pueden elegir entre modos adaptados específicamente a la música (tales como Rock, Unplugged, Studio-Mix, etc.). Yo prefiero mantener el sonido sin alteraciones, pero me divertí escuchando los efectos que producían algunos de los modos de escucha más peculiares. Si te gustan estas cosas, vas a tener los oídos muy ocupados.

En el tema de las películas, una de mis mayores preocupaciones era la capacidad del receptor AV Integra DRX-R1 de gestionar las demandas de un sistema completo de altavoz 7.2.4 Dolby Atmos. Así que castigué al receptor con un disco tras otro de material increíblemente exigente, y cuando el polvo se asentó, el receptor AV Integra DRX-R1 se mantenía en pie. Resumiendo, este AVR puede dar un gran espectáculo.

Antes de empezar las pruebas con mis películas en Atmos favoritas, probé con otras dos cargadas de dinámicas presentaciones de surround 5.1 (Hanna y Star Trek). Estas dos películas dependen de dos códecs diferentes (DTS-HD MA y Dolby TrueHD), y me dio la oportunidad de probar los modos de conversión a Dolby Surround y DTS Neural:X del receptor AV Integra DRX-R1. En ambos casos el receptor AV Integra DRX-R1 fue capaz de reproducir el audio de forma extraordinaria y con seguridad, usando los 11 canales con brillantez (cuando hemos seleccionado los modos de escucha correctos). Especial mención merece la forma en que fue capaz de manejar la envergadura del sonido de Hanna, que el receptor AV Integra DRX-R1 transformó en un sonido hermoso y vivo, entrelazado con unos graves devastadores. El receptor ni vaciló ni dio muestras de agotamiento en ningún momento, y reprodujo las texturas y amplitud de la película con precisión a niveles de referencia.

El receptor AV Integra DRX-R1 llevó a cabo el ataque masivo al Atmos en San Andreas con los 11 canales al rojo. La dinámica de la película quedó plasmada en pantalla completa con una presentación super limpia; fue una experiencia visual que te hacía sonreír de oreja a oreja. Después probe con Transformers: La era de la extinción y permití que la potencia bruta del receptor AV Integra DRX-R1 sumergiera mi sala de cine en un caos completo, que aumentaba especialmente de intensidad cuando coches y camiones caían del cielo. Y luego fue Invencible, una película que permite que el receptor AV Integra DRX-R1 estire las piernas y demuestre su habilidad para manejar efectos sutiles (como el zumbido dentro de la cabina de un bombardero de la Segunda Guerra Mundial). El espectáculo fue impresionante, incluso cuando las balas y el fuego antiaéreo rompían la calma y llenaban la habitación con los crujidos del metal desgarrándose.

Durante mis sesiones de cine, de vez en cuando, paraba para apagar el sistema de subwoofers. Esto obligaba al receptor AV Integra DRX-R1 a hacer todo el trabajo pesado. El resultado final fue que no había ni rastro de aspereza o falta de capacidad; manejó sin dificultad todo lo que le eché.

Conclusión

El receptor AV Integra DRX-R1 tiene poca competencia en el mundo de los receptores con 11 canales de potencia y es un ejemplo perfecto de lo que es posible con una única unidad. Posee un procesamiento y potencia increíbles, montones de opciones de conectividad, y los utiliza para crear un espectáculo audiovisual verdaderamente excepcional. No hay duda alguna de que el receptor AV Integra DRX-R1 puede manejar un sistema completo mientras mantiene la integridad, la limpieza y claridad del sonido Si no te importa que no tenga WiFi ni Bluetooth incorporados (lo cual tiene fácil solución), este receptor es una gran elección como sistema principal sobre el cual cimentar un sistema completo de audio.

Este artículo ha sido traducido y adaptado por el equipo de Audio y Cine. Puede leer la entrada completa en este enlace.

Review del receptor AV Integra DRX-R1 (I)

El receptor AV Integra DRX-R1 es, actualmente, el receptor AV líder y el buque insignia de la nueva colección de productos de audio de alta gama , Research Series de Integra. Fabricado por empresas altamente especializadas y pensando en el público más exigente, la colección Research Series está cargada de tecnología de última generación diseñada para proporcionar la mejor experiencia de audio y vídeo posible. Esto implica un sonido de vanguardia que te envuelve, música en streaming, y un sonido de alta resolución tan afilado como una navaja de afeitar, junto con un procesamiento de señal diseñado para que la salida sea increíblemente limpia. También significa que es compatible con las últimas exigencias 4K (HDCP 2.2, High Dynamic Range (HDR), y Wide Color Gamut (WCG) incluidas), lo que permite configurar y emitir vídeo con un nivel asombroso de detalle a monitores UHD y proyectores.

Un auténtico Power Ranger

En primer lugar, es importante identificar el receptor AV Integra DRX-R1 (con certificado THX Select2 Plus) como un auténtico amplificador de 11.2 canales con todo lo necesario para procesar y amplificar un altavoz Dolby Atmos 7.2.4 completo sin ninguna ayuda externa. Desde el año pasado Integra (y su empresa matriz Onkyo) es una de las pocas marcas en ofrecer este tipo de rendimiento en una unidad. Y a pesar de que han aparecido otros fabricantes que ofrecen modelos con 11 canales, el receptor AV Integra DRX-R1 sigue siendo uno de los pocos AVR con esta capacidad, lo que lo sitúa en un plano de absoluta exclusividad. Esto lo hace tremendamente atractivo, especialmente si consideramos lo cómodo que es configurarlo, el espacio que necesita el equipo, y los potenciales costos añadidos asociados con la amplificación externa.

Las especificaciones de amplificación del receptor AV Integra DRX-R1 son impresionantes, ofrece unos saludables 140 vatios de potencia por canal (8 ohmios, 20Hz-20kHz, 0.08% THD, 2 Channels Driven). Integra dice que esta salida va acompañada de etapas de salida digital ultra eficientes, bobinas de filtro de paso bajo de gran tamaño, y otras tecnologías de filtrado patentadas, todo ello destinado a ofrecer una reproducción limpia y clara. Y si lo que quieres es integración multi-sala, la potencia del receptor AV Integra DRX-R1 puede dividirse en tres zonas diferentes.

El procesamiento de señal lo realizan múltiples DACs de referencia (convertidores de digital-analógico), incluyendo un discreto DAC AK4490 de 384kHz/32-bit para los canales frontales izquierdo y derecho, y un DAC AK4458 de 768kHz/32-bit destinado al surround. También lleva dos DACs estéreos AK4388 independientes para la Zona 2 y 3 de audio. El circuito de procesamiento del receptor está integrado por el Vector Linear Shaping Circuitry (VLSC), propiedad de Integra. Esta es una característica premium que elimina el ruido de los impulsos digitales que se crean en el proceso de conversión de digital a analógico, asegurándose de que la señal de audio de salida refleja la misma señal de audio recibida originalmente.

La capacidad de procesamiento del receptor AV Integra DRX-R1 incluye la compatibilidad con prácticamente la totalidad de códecs y formatos de audio de alta resolución del planeta. Aunque es notable la ausencia de compatibilidad con el sistema Auro-3D, si lo es con el Dolby Atmos y el DTS:X, además de otra larga lista de códecs habituales). En lo musical puede reproducir archivos de audio remasterizados en alta resolución (hasta 192kHz/24-bit) de formatos que incluyen DSD de 2.8MHz o 5.6MHz, Dolby TrueHD, y archivos AIFF, MP3, FLAC, WAV, ALAC y WMA. La actualización de firmware prevista este mismo año permitirá también su compatibilidad con el MQA (Full Master Quality Authenticated).

Conectividad

Tenemos muchas opciones de conexión en la parte trasera del receptor AV Integra DRX-R1. Hay siete entradas HDMI (cinco de las cuales ofrecen 4K / 60Hz, HDR, WCG y HDCP 2.2), dos salidas HDMI, una salida HDBaseT, un solo puerto USB de clase MSC (Almacenamiento Masivo USB), una variedad de entradas analógicas y digitales, pre salidas de 11.2 multicanal, un puerto RS232, tres triggers de 12V, conexión de antena AM/FM, dos salidas de subwoofer y la friolera de 22 puestos para altavoces. No solo es muy vistoso, sino que ofrece más que suficiente para los requisitos que piden los aficionados.

Al incluir conectividad HDBaseT, da opción al propietario a usar cables cat5e/cat6 para llevar la señal HDMI a distancias más largas (hasta 108 metros) de lo que permiten los cables HDMI pasivos. El receptor AV Integra DRX-R1 lleva el típico transmisor pero se necesita instalar un receptor HDBaseT independiente para completar la conexión.

La parte frontal del receptor AV Integra DRX-R1 lleva una entrada adicional HDMI, una salida de auriculares estéreo y una salida de micrófono AccuEQ. Es notable la omisión, en el panel frontal, del puerto USB y de la entrada RCA, lo que es curioso, especialmente porque las memorias USB se usan para proporcionar audio de alta resolución. Esto es uno de los contras más importantes del receptor AV Integra DRX-R1 desde el punto de vista de la usabilidad. No es que sea un factor decisivo, pero deberían haberlos incluido.

El receptor AV Integra DRX-R1 también carece de Bluetooth y Wi-Fi integrados, pero ofrece AirPlay y Google Cast. También es compatible con la mayoría de los principales servicios de streaming (incluyendo TIDAL, TuneIn Radio, Pandora y Spotify) y acceso al almacenamiento conectado en red (NAS), el receptor requiere de una conexión Ethernet por cable.

Bella como una Bestia

El receptor AV Integra DRX-R1 es un auténtico monstruo. Con un peso de 19 kilos, tiene una presencia contundente que se hace evidente en cuanto lo sacas de la caja. En general la calidad de la construcción coincide con la que uno espera de un receptor tan caro.

Visualmente hablando, el receptor AV Integra DRX-R1 es atractivo. Tiene un frontal de metal cepillado ligeramente cóncavo, flanqueado por unos bordes suavemente inclinados hacia atrás. Y a diferencia de otros receptores que pretenden ocultar los botones, el receptor AV Integra DRX-R1 hace gala de sus 34 botones y controles. La mayoría de estos botones son negros, excepto el control central de volumen y el de encendido/stand by que son plateados. Dejando aparte el diseño, esta disposición es treméndamente útil, ya que proporciona un acceso inmediato a las fuentes, zonas 2 y 3, diversos modos de escucha, tonos y ajustes preestablecidos.

Cuando se pulsan los botones hacen un sonido, un clic, que informa al usuario de que, efectivamente, hay un proceso en marcha. El control de volumen presenta una tacto característico cuando se gira; no es un control que parezca pesado, al contrario, es sorprendentemente ligero para un producto de calidad superior.

El receptor AV Integra DRX-R1 incluye un mando a distancia (con pilas), antena AM/FM, un cable de corriente, un pequeño micrófono y un manual básico de usuario dentro de la caja.

El mando a distancia que incluye es sencillo y sin florituras. Es ligero, pequeño y sin retroiluminación, pero conserva un grado decente de usabilidad. La parte superior tiene varios botones para seleccionar la fuente, un botón “Net” (para acceder a TuneIn Pandora, Deezer, TIDAL, Spotify, Chromecast, AirPlay, un servidor de música, dispositivos USB y dispositivos conectados vía FireConnect) y un práctico botón “Dimmer” que reduce la intensidad de la pantalla LED del frontal del receptor. La sección central contiene teclas de selección estándar, dos botones de menú y controles de volumen. Y la parte inferior del mando a distancia controla la actividad de la zona, los modos de reproducción de audio, y los controles para los archivos de música de red y USB.

La verdadera estrella del mando es la aplicación gratuita de Integra “Control Pro” disponible para dispositivos iPod/iPhone, Android y Kindle. He instalado la versión para iPhone y en segundos estaba listo y funcionando. Esta aplicación incrementa muchísimo la comodidad del usuario, sobre todo en tareas como buscar canciones o artistas en un servicio de música o en un disco externo. Por ejemplo, cuando usamos TIDAL el mando a distancia necesita varios clics para encontrar y abrir el servicio, y la búsqueda del artista es un proceso tedioso donde hay que mover el cursor lentamente por el menú de entrada para seleccionar las letras. La aplicación transforma todo este proceso en una rápida serie de clics, deslizamientos y entradas de texto estándar, realizando la búsqueda de música y artistas en un instante.

Este artículo ha sido traducido y adaptado por el equipo de Audio y Cine. Puede leer la entrada original en este enlace.

Onkyo con más receptores en la Serie RZ

Onkyo va a ampliar en junio su Serie RZ de receptores AV con tres modelos de 7.2 canales con Dolby Atmos/DTS:X. El Onkyo TX-RZ820  y el Onkyo TX-RZ720 tienen el Certificado THX y una potencia de 7 x 130 y 7 x 110 vatios, respectivamente. El Onkyo TX-RZ620 tiene 7 x 100 vatios. La clasificación FTC de la potencia nominal es de dos canales que soportan 8 ohmios con un 0,08% de THD (distorsión armónica total).

Todos los modelos tienen entradas HDMI (una en el panel delantero) que soportan tres formatos de alto rango dinámico (HDR): Dolby Vision, HDR10 y HLG (Hybrid Log-Gamma), además de soportar el espacio de color BT.2020 y una transferencia de video de 4K/60p/4:4:4/24-bit. El RZ720 y el RZ820 tienen una salida HDMI Zona 2 y el RZ620 tiene una salida de subwoofer HDMI para conectar una segunda tele o proyector.

Otras características comunes son un convertidor digital-analógico (DAC) AK4458 de 384 kHz/32-bit, un procesamiento de alineación de fase AccuReflex para mejorar el rendimiento de los altavoces Dolby Atmos habilitados, Wi-Fi de banda dual, reproducción Bluetooth, una entrada de fono, y aplicaciones incorporadas para Pandora, Tidal, Spotify y radio TuneIn por internet y servicios de reproducción Deezer (todos se pueden controlar a través de la aplicación Controller de Onkyo).

Todos los modelos soportan audio de alta resolución de más de 192 kHz/24-bit, DSD de 11,2 MHz y 5,6 MHz y Dolby TrueHD además de reproducción de audio multisala sin cables, AirPlay y aplicaciones incorporadas que soportan Chromecast y DTS Play-Fi (ambos habilitados para futuras actualizaciones de firmware).

Tanto el Onkyo RZ620 como el Onkyo RZ720 tienen unas potentes salidas para altavoces de Zona 2 y una salida pre/ alimentada por un DAC para red, S/PDIF y fuentes análogicas, mientras que el Onkyo TX-RZ820 añade potentes salidas Zona 3 y dos juegos de salidas pre/líneas. Cada zona tiene controles de balance, tono y volumen independientes. Los tres modelos admiten control domótico con una salida de 12 voltios, control IP y configuración de LAN, RS-232 e IR.

El Onkyo TX-RZ820 tiene un panel delantero de aluminio, pre-salidas de 7,2 canales para amplificadores externos y filtrado VLSC en todos los canales, que elimina el más leve ruido digital; los otros modelos lo usan solo en los canales delantero izquierdo y derecho.

Este artículo ha sido traducido y adaptado por el equipo de Audio y Cine. Puede leer la entrada original en este enlace.

Mejoras del receptor TX-SR373 de Onkyo

Las inteligentes mejoras hacen que el Receptor A/V 5.1-Channel TX-SR373 de Onkyo un centro aún mejor para crear un entorno de sonido envolvente tipo teatro en espacios más pequeños. Fácil de usar, fácil de conectar y enfocado a la reproducción de alta calidad de música, juegos y televisión además de bandas sonoras de películas, el TX-SR373 ofrece una experiencia de auténtico sonido envolvente o estéreo sin complicaciones de montaje o gastos extras

El Onkyo TX-SR373 produce un campo de sonido envolvente sin pérdidas gracias a los formatos multicanal DTS-HD Master Audio™ y Dolby® TrueHD, con amplificación analógica discreta que producen 135 W/Ch (6 Ohms, 1 kHz, 1% THD, 1-canal activado) para una emocionante dinámica llena de fuerza para un sistema de altavoces de estantería o microaltavoces.

El receptor cuenta con tecnología inalámbrica Bluetooth compatible con las últimas apps para móvil y aplicaciones de escritorio para llevar el cine a casa en tan solo un instante.

También dispone de Advanced Music Optimizer, un original programa de audio (DSP) que enriquece la reproducción de audio comprimido (por ejemplo los formatos MP3/AAC/WMA desde cualquier dispositivo de memoria USB), también está disponible para reproducción de audio vía Bluetooth. Una selección de modos de audio mejoran aún más la experiencia como, por ejemplo, el Direct Mode desde fuentes de alta calidad tales como el SACD por HDMI® o CD a través de entradas de audio digitales o analógicas.

Por primera vez en esta gama, Onkyo incluye la tecnología de Calibración en Sala AccuEQ, que establece las distancias de los altavoces de acuerdo a la posición de escucha, ajusta la salida, selecciona el crossover en el subwoofer y realiza el audio de la ecualización. El resultado es un sonido equilibrado en cualquier espacio.

Los periféricos como consolas, reproductores multimedia y reproductores de Blu-ray se conectan a través de entradas HDMI compatibles con HDR10, HDCP 2.2 o puerto de vídeo a 4K/60p, con una instalación invisible por el interior del mueble A/V.

Otras características incluyen dos entradas de vídeo para consolas antiguas o VCR, sintonizador AM/FM con memoria para 30 presintonías y mando a distancia.

Igualmente el panel trasero está perfectamente organizado y contiene ilustraciones impresas para hacer más sencilla la conexión inicial. A partir de ahí, los usuarios pueden relajarse y disfrutar mientras el sonido de su televisión o teléfono móvil se transforma en una experiencia sónica que llena la habitación.

Esta entrada ha sido traducida  y adaptada por el equipo de Audio y Cine. Puedes leer el artículo original en este enlace.