Elegir un subwoofer para home cinema ( parte 1 )

Cuando se trata de montar un sistema de cine en casa , uno de los componentes a considerar y más representativo e importante es el subwoofer y no es un elemento que se deba elegir en función del precio o la conveniencia.

El subwoofer afecta a la calidad del sonido del resto del sistema, por lo que es importante elegir un producto de calidad. Al elegir un subwoofer que complementará el resto de tu sistema, hay que echar un vistazo a las características clave y a la forma en la que varias marcas los han realizado a lo largo del tiempo.

A continuación, veremos un número de aspectos a considerar, al elegir el subwoofer adecuado para tu casa. Mientras que estás considerando estos puntos claves, puedes ir pensando en cómo interactuarán con el resto de tu actual sistema estéreo y con tus salas o habitaciones en general.

  1. El tamaño importa

Encontramos subwoofers de una gran variedad de tamaños. Si bien puede parecer que esto es sólo una cuestión de estética o una forma de ofrecer una selección más amplia, hay bastante más en el tamaño de un subwoofer que la mera apariencia y el costo. De hecho, la regla generalmente aceptada es que cuanto más grande es el producto, más profundo es el sonido. Por supuesto, todos queremos un sonido profundo y rico, así que ¿por qué alguien optaría por subwoofers más pequeños?

Hay una razón para eso, también. Seguramente no quieres que el sonido profundo llegue a predominar en conjunto sobre el resto de tu sistema de audio. La clave aquí es encontrar un subwoofer que complemente al resto de sus altavoces. Por ejemplo, los altavoces más pequeños de tipo estantería no requerirían nada más grande que un subwoofer de 10”. Mientras que los altavoces de columna podrían beneficiarse del aumento añadido proporcionado por un subwoofer más grande, así un subwoofer de 12 “o mayor podría ser adecuado.

  1. Cono en la base o Cono frontal

Para tomar esta decisión, es importante saber dónde se va a poner el subwoofer y qué efecto le gustaría que produjera. Si vas a colocarlo cerca de sus dos altavoces delanteros, el subwoofer de cono-frontal es la mejor elección. Con ello se “empujarán” los sonidos graves  directamente hacia el punto de escucha.

Sin embargo, puedes optar por colocar el sub en una esquina o en una pared lateral. En ese caso, un subwoofer de cono-inferior sería el más adecuado. La posición inferior del driver empujará el sonido hacia fuera contra una superficie plana y distribuirá el sonido más uniformemente por toda la habitación.

  1. Con Jazz y clásica o con Rock duro y Hip-Hop.

Otra característica única de los subwoofers de calidad es la opción ser de recinto sellado o de recinto con puerto. Las cajas selladas, a menudo se denominan como de suspensión acústica, y se consideran como las que proporcionan un mejor sonido de calidad, porque mantienen el grave bien definido. Al mantener el flujo de aire  a través de la caja, el subwoofer es mucho más sensible, pero si consideramos la parte negativa,  también absorbe más potencia.

Una caja con puertos tiene un respiradero que permite que el aire fluya a través de la caja, lo que mejora la producción de sonidos de baja frecuencia. Además, los subwoofers con puerto también utilizan menos energía. El resultado es que obtendrás un sonido más potente, aunque será ligeramente menos exacto.

Por lo general, las formas de música acústica como el jazz y el clásico sonarán mejor con un recinto sellado, mientras que los amantes del hip-hop y rock duro preferirán un subwoofer con puerto.

  1. Radiadores pasivos mejoran la experiencia de escucha

Mientras navegas por las webs consultando información de  los distintos tipos de subwoofers, es posible que note que algunos productos vienen con woofers adicionales. Los llamados radiadores pasivos, son woofers sin energizar que se mueven en conjunto con el woofer energizado con el propósito de mejorar el sonido. Así es como estos subwoofers pueden producir un gran sonido mediante un dispositivo más pequeño

  1. Hablando de potencia

Un subwoofer alimentado a través de la red eléctrica hace más de lo que la mayoría de la gente se da cuenta, puesto que contiene su propio amplificador lo que hace que algunos  dispositivos adicionales sean innecesarios.

Cuando se utiliza un subwoofer alimentado eléctricamente, el uso de un amplificador a través del receptor es redundante y un desperdicio de energía, ya que realmente no mejora la experiencia de escucha.

Los amplificadores y controladores en el subwoofer han sido diseñados a propósito para trabajar en tándem, por lo que el oyente ya está recibiendo la mejor calidad posible de sonido. La consecuencia es que incluso un subwoofer pequeño ofrecerá un montón de bajos. Una excepción a esta regla general la tendríamos en el caso de tener que llenar de música una habitación especialmente grande. En ese caso, se necesitaría un subwoofer más grande.

Este artículo ha sido traducido y adaptado por el equipo de Audio y Cine. Si desea leer la entrada original puede hacerlo en este enlace

Summary
Elegir un subwoofer para home cinema ( parte 1 )
Article Name
Elegir un subwoofer para home cinema ( parte 1 )
Description
Cuando se trata de montar un sistema de cine en casa , uno de los componentes a considerar y más representativo e importante es el subwoofer y no es un elemento que se deba elegir en función del precio o la conveniencia.
Author
Publisher Name
Audio y Cine
Publisher Logo

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *